"Creo que la democracia es mejor que la dictadura", dijo el presidente norteamericano a la vez que aseguró que en su país lo critican tanto los sectores de izquierda como de derecha.