El presidente estadounidense volvió a destacar que le gustó el mate y dijo que su hija conoció a una persona "vibrante argentina" pero se lamentó por no poder ver en persona a Messi.
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, llegó este miércoles a la tarde a la Usina del Arte, en el barrio de La Boca, para dialogar con jóvenes estudiantes. Allí, agradeció a su par argentino Mauricio Macri por comprometerse a "enviar mil jóvenes" para que se capaciten en Norteamérica, y remarcó que le "fascinó" la ciudad de Buenos Aires. También reiteró que probó el mate, que le gustó, y que era un fan de la literatura argentina.
"Queremos que 100 mil estudiantes del continente viajen a Estados Unidos para que estudien en Norteamérica", afirmó el mandatario en un encuentro que mantuvo durante una hora en la Usina del Arte en La Boca.
Obama en la usina del arte
"Estoy aquí porque en los últimos años se ha visto una mayor participación de Estados Unidos en el continente", afirmó el mandatario al inicio de su discurso.