El presidente de Estados Unidos admitió que viajó con sus hijas para que "pudieran ver la belleza" de la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, reconoció que "hay cosas de las que no pudieron disfrutar". Mirá qué les quedó pendiente.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió este miércoles durante su visita a la Argentina que viajó con sus hijas para que "pudieran ver la belleza" de la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, reconoció que "hay cosas de las que no pudieron disfrutar".
obamahijas.avi
"Quise traer a mis hijas para que pudieran ver la belleza, lo vibrante de esta ciudad. Ellas ya conocieron un argentino famoso, el papa Francisco. Ahora quieren conocer a Messi, pero no pude arreglar eso... Tampoco les voy a dejar disfrutar la noche de Palermo, porque son chicas, van a tener que volver solas cuando sean más grandes. Y esperamos conocer Bariloche mañana", afirmó entre risas Obama.