El hallazgo tuvo lugar hace una semana en una casa del pueblo de Valdilecha, en Madrid, España. Semanas antes, los vecinos habían manifestado que llevaban mucho tiempo si ver a la mujer, que no tenía trato ni con su familiares.
El cadáver de Ángela G.G., una mujer de 52 años y que llevaba más de un año fallecida en el sofá de su casa, fue rescatado por la Guardia Civil.

El hallazgo ocurrió el 16 de marzo en la localidad de Valdilecha, de 2.850 habitantes y situada unos 40 km al sureste Madrid.

Los investigadores estiman que la mujer falleció por causas naturales según la autopsia, llevaba un año muerta, pero podría ser más: "el cuerpo está en tal estado de descomposición que necesitamos muchas más pruebas para saber exactamente el tiempo".

Muerta en el sofá
La casa donde encontraron el cuerpo de la mujer
La casa donde encontraron el cuerpo de la mujer

"Es una pena que te mueras y nadie te eche de menos en un año pero a nivel policial poco podemos aportar porque el caso no presenta ningún signo de violencia", aseguró un portavoz de la Guardia Civil.

"con su familia no tenía relación y con los vecinos tenía una relación también bastante tensa", explicó el portavoz.

Según medios locales, los habitantes de Valdilecha no sabían nada de ella desde finales de 2013, pero al no hablarse con nadie supusieron que había dejado el pueblo sin avisar.

Cuando, mucho después, supieron que su familia no tenía tampoco la más mínima noticia de ella, decidieron avisar a la policía.