Macri ofreció esta noche una gala a su par estadounidense de la que asistieron funcionarios nacionales, gobernadores, legisladores, representantes de la oposición y referentes empresariales.
Mauricio Macri ofreció esta noche una cena de honor para el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que se llevó a cabo en el Centro Cultural Kirchner (CCK) y contó con la presencia de 400 invitados, entre los que se destacan empresarios, figuras del oficialismo y la oposición.

En el inicio de la velada, ambos mandatarios ofrecieron unas palabras y abrieron la cena con un brindis. "Expreso mi profundo agradecimiento por esta bienvenida extraordinaria y cálida. Traemos el saludo del pueblo americano. No haré que ustedes sean mentirosos, le prometo que regresaremos. Este país es extraordinario, con gente maravillosa", afirmó Obama en referencia a la invitación de Macri de que vuelvan pronto a la Argentina.

"Es una nueva era y diferente. Vemos en Buenos Aires que Macri desea comprometer a la Argentina con la comunidad global para poder ejercer el liderazgo histórico de la Argentina a lo largo de los años. Me conmovió la visita a la Catedral Metropolitana y me inspiraron los jóvenes con los que tuve contacto", resumió el mandatario estadounidense.

Asimismo, bromeó: "Me intriga mucho visitar un país que quizás coma más carne que América".

En tanto, Macri aseguró que su par norteamericano arribó al país "en el momento perfecto" y enfatizó que esta visita es el "comienzo de una relación inteligente y madura" entre ambas naciones.

"Su visita es en un momento perfecto, el momento en que los argentinos hemos entendido y decidido que queremos construir relaciones maduras y sensatas con todo el mundo", subrayó Macri y agregó que "nuestro compromiso es lograr que nuestro país sea federal y que todos los argentinos tengan las mismas oportunidades, hayan nacido en la provincia que hayan nacido".

Durante su discurso, resaltó que "con nosotros va a tener diálogo, buena fe y construcciones que se basan en confianza, para eso hay que invertir y ser coherentes" y dijo que esta visita de Obama es el "comienzo de una relación inteligente y madura".

Cena de honor Obama cck

Entre los nombres que se destacaron figuran gobernadores como María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Miguel Lifschitz (Santa Fe), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan), Sergio Casas (La Rioja), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Hugo Passalacqua (Misiones).

Además, como representantes del Congreso estuvieron el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el titular del bloque PRO, Nicolás Massot; y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.
También estuvieron la jefa del ARI, Elisa Carrió; los miembros del PRO Eduardo Amadeo, Silvia Lospennato, Susana Balbo, Facundo Garretón, Pablo Torello y Cornelia Schmidt Liermann.

Por el Frente para la Victoria fueron invitados el jefe de bancada del Senado, Miguel Ángel Pichetto, y el diputado José Luis Gioja. El peronismo disidente estuvo representado por el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, quien hasta esta tarde aún no había confirmado su presencia; y los diputados por el bloque Justicialista Diego Bossio, Alejandro Snopek y Alberto Roberti.

Otros legisladores estuvieron fueron los jefes de los bloques de la UCR en Diputados, Mario Negri, y el de Senadores, Ángel Rozas, el senador radical Julio Cobos y el jefe del interbloque Juntos por Argentina, Darío Giustozzi.

De la cena en el CCK participaron cerca de 400 empresarios, entre los que habrá CEOs de grandes empresas, dueños de medianas industrias y empresarios de larga trayectoria en las relaciones con América Latina.