Así lo acordaron Nicolás Russo y Eduardo Spinosa, mandatarios de Lanús y Banfield respectivamente. El Granate y el Taladro se enfrentarán en la décima y duodécima jornada del torneo de Primera División.
El clásico entre Banfield y Lanús se jugaría con público visitante cuando se enfrenten en la décima fecha y en la duodécima jornada del torneo de Transición 2016, de acuerdo a las gestiones que están desarrollando directivos de ambos clubes.

El presidente de Banfield, Eduardo Spinosa, señaló que "con el presidente de Lanús, Nicolás Russo", con el que mantiene "una buena relación", iniciaron "gestiones en la AFA y el Aprevide para que ambos partidos se puedan jugar con hinchas visitantes", de acuerdo a declaraciones formuladas a Télam.

El primer enfrentamiento será por la décima fecha en el estadio Florencio Sola, de Banfield, compromiso que corresponde al interzonal, que se jugaría el sábado 9 o el domingo 10 de abril. Por la duodécima fecha se volverán a enfrentar en la jornada de todos los partidos interzonales o clásicos, en el estadio Néstor Díaz Pérez, de Lanús.

Por una razón económica, como es recaudar ingresos por la venta de localidades de los visitantes, que es de primordial interés para ambas instituciones para paliar en parte sus inconvenientes económicos, es que se pretende la autorización correspondiente.

Otro motivo es que "de ambos lados se quiere que los simpatizantes le den el colorido necesario a ese espectáculo futbolístico, manteniendo el sano folklore de la zona", apuntó el titular banfileño.

Cabe recordar que se llevan tres temporada sin la presencia de publico visitante en los estadios de todas las categorías del fútbol argentino por cuestiones de seguridad, aunque el último año hubo algunos encuentros con hinchas visitantes en la provincia de Buenos Aires a modo de prueba por si se podía cambiar esa medida. Tema que no fue tratado aún a nivel de la AFA y de las autoridades de la seguridad deportiva como para reveerla, por eso "sería interesante que se permitiera la presencia de los visitantes en estos dos clásicos como para dar un puntapié para el cambio", dijo Eduardo Spinosa.