Las víctimas fatales, de 36 y 2 años respectivamente, fallecieron luego de que el Peugeot 504 que estaban reparando cedió. El vehículo estaba sostenido por ladrillos.

La víctima, identificada como Héctor Pereyra, se encontraba reparando un Peugeot 504 en una casa ubicada la ciudad de General San Martín. Junto a él estaba su sobrino Valentín Cejas, de 2 años y medio.

Embed
En un momento, el vehículo, que estaba sostenido por ladrillos, cedió y cayó, aplastando al hombre y al pequeño.

Pereyra falleció en el acto, mientras que el menor fue llevado de urgencia en un vehículo particular al Centro de Salud del Central, donde los médicos de guardia detectaron la muerte por aplastamiento.