El Sumo Pontífice cumplió este Jueves Santo con el ritual que Jesús practicó en sus apóstoles antes de ser crucificado.