El intendente de Quilmes no pudo responder cuando le consultaron por el centro de detención clandestino que funcionó en su municipio durante la dictadura.
En una conferencia de prensa con medios locales, Martiniano Molina fue consultado sobre la posibilidad de que el Pozo de Quilmes se convierta en un museo de la memoria. Molina le preguntó a qué se refería y el periodista le aclaró: "Al pozo de Quilmes, la ex brigada".

A la pregunta, el intendente de Cambiemos respondió: "La verdad es que nosotros estamos trabajando para solucionar todos los problemas en Quilmes. Nos encontramos con un municipio complejo, donde las personas que estaban preparadas, que eran de carrera, fueron dejadas de lado. La situación es compleja y para resolver los problemas tuvimos que desandar muchísimo. Entonces, cada una de las problemáticas, ya sea las cuestiones que tienen que ver con los servicios, el bacheo, las luminarias, todo lo que tienen que ver con la obra pública, las escuelas, la situación edilicia del municipio es muy compleja".

"Por eso vamos de a poco, y destinamos recursos de a poco, no queremos hacer cosas alocadas. El gobierno nacional y el gobierno provincial nos están acompañando, las obras se van a ver, se está haciendo un trabajo fuerte, no sólo en ese lugar sino también en todo lo que tiene que ver con el desarrollo social, con Maru a la cabeza, y la verdad es que es también compleja la situación", resaltó el jefe comunal.

Seguí leyendo en Ambito.com