Un juez aprobó un hábeas corpus para que 4 de los 7 detenidos sean liberados. Se trata de los chicos que hace más de 14 días que fueron encerrados, luego de una pelea en un bar de Río de Janeiro donde un comisario resultó herido con una fractura de mandíbula.
Un juez aprobó un hábeas corpus para que cuatro de los siete rugbiers detenidos en Brasil sean liberados. Se trata de los jóvenes que hace más de 14 días están encerrados por una pelea en un bar de Río de Janeiro el 11 de marzo. No obstante, no podrían salir del país.

Adrián Augusto Donato, Patricio Velázquez, Hernán Gabriel González, y Tomás Fernández podrían quedar en libertad luego de la presentación judicial. Éstos cuatro chicos, junto a a otros tres, están imputados por la presunta participación en una pelea en el bar Palaphita Kitch, en Río, el viernes 11 de marzo, cuando terminó herido con una fractura de mandíbula el comisario Gustavo Rodrigues, de la Policía Civil local.

La acusación que pesa sobre los siete es la de "lesiones graves y desacato
", un delito que en Brasil no es excarcelable.

Los otros tres rugbiers que estaban en libertad condicional, Matías Tapia, Ignacio Iturraspe y Fermín Ibarra, volvieron a ser detenidos el jueves.

Los deportistas, del club Los Cedros, se encuentran encerrados en el Complejo Penitenciario Gericinó, en Bangú.