El delantero de Boca, Daniel Osvaldo, que había trabajado en kinesiología el jueves, volvió a entrenarse en forma normal con el resto de sus compañeros en la práctica que el plantel conducido por Guillermo Barros Schelotto realizó este viernes en el complejo Pedro Pompilio.
El delantero había hecho kinesiología por precaución el día jueves, ya que el domingo pasado retornó a las canchas ante Lanús después de un mes y tres días de inactividad, y venía de dos entrenamientos fuertes, aunque se mostró entero y despejó dudas sobre una posible lesión.

Osvaldo se fracturó el quinto metatarsiano del pie derecho el pasado 14 de abril
en la derrota con Atlético Tucumán, jugó infiltrado tres días más tarde en la victoria sobre San Martín en San Juan y reapareció recién el domingo pasado en la caída ante Lanús, el líder de la Zona 2 del Campeonato de Primera División.

Esta viernes, en el entrenamiento a puertas cerradas que Boca realizó en la cancha número 1 de Casa Amarilla, Osvaldo formó parte de la práctica de fútbol.

Los dos jugadores que trabajaron de manera diferenciada fueron Daniel Díaz y Gino Peruzzi, que hicieron el precalentamiento, adelantando su recuperación, pero se quedaron al margen del ensayo futbolístico.

El Cata, con una contractura isquiotibial izquierdo, puede volver contra Atlético Rafaela, el próximo sábado 2 de abril. Peruzzi, en tanto, que fue operado de publialgia, se está rehabilitando y podría retornar a las canchas a mediados de abril.

Bajo las órdenes de Barros Schelotto, el plantel realizó un ejercicio táctico en espacio de 50 metros, divididos en tres grupos que se fueron alternando, con dos arqueros fijos como Agustín Orión y Guillermo Sara.

Este sábado, desde las 9.30, el equipo xeneize volverá a practicar en el complejo Pedro Pompilio y tendrá libre el domingo.

Boca volverá a jugar el sábado 2 de abril ante Atlético de Rafaela, por la novena fecha del torneo local y el jueves 7 enfrentará a Bolívar de Bolivia por el Grupo 3 de la Copa Libertadores, ambos partidos en La Bombonera.