Ya de regreso a Washington, el presidente de los Estados Unidos publicó en su cuenta de Facebook una imagen que tomó en la ciudad rionegrina. "Estoy muy agradecido con mis hijas por poder haberlo visto".
En plan de descanso, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recorrió en familia los principales atractivos de San Carlos de Bariloche y navegó por el lago Nahuel Huapi, mientras que prometió que volverá a vacacionar en la ciudad rionegrina "en febrero" próximo, pocos días después de que concluya su mandato en la Casa Blanca.

Finalmente, a minutos de iniciado el viernes, el jefe de Estado norteamericano emprendió el regreso a los Estados Unidos. Y hoy, ya de regreso a Washington, publicó un mensaje en su cuenta de Facebook junto con una imagen que tomó en la ciudad rionegrina.

"Michelle, las chicas y yo tomamos un pequeño desvío en nuestro viaje para realizar una caminata por la Patagonia – y quisimos compartir esta foto que saqué. Caminamos por pasajes a lo largo de los lagos glaciares, rodeados por montañas cubiertas de nieve. Fue hermoso, exactamente el tipo de lugar que necesitamos proteger para nuestros chicos y los que vendrán. Estoy muy agradecido con mis hijas por poder haberlo visto", escribió el mandatario norteamericano.

Y luego advirtió: "Si queremos que cada nueva generación pueda apreciarlo al igual que nosotros, tenemos que seguir haciendo todo lo que esté en nuestro poder para combatir al cambio climático. Es el único planeta que tenemos, y es espectacular. Cuidémoslo bien".

Obama había arribado a las 14.23 al aeropuerto de Bariloche y desde allí se trasladó a bordo de un auto blindado hacia el tradicional hotel Llao Llao, donde lo aguardaba la lujosa suite Royal.

Cerca de las 16 y en el marco de un megaoperativo de seguridad, Obama y su familia iniciaron el recorrido turístico conocido como "Circuito Chico", por el cual -bordeando el lago Nahuel Huapi- atravesaron Playa Bonita, el cerro Campanario, la laguna El Trébol, el lago Moreno, las penínsulas de San Pedro y Llao Llao, y Puerto Pañuelo, punto de partida de las excursiones lacustres a Isla Victoria, Bosque de Arrayanes y Puerto Blest.

Precisamente, en ese lugar Obama, su esposa Michelle y sus hijas Sasha y Malia abordaron para una navegación de 40 minutos la histórica embarcación "Modesta Victoria", construida en el año 1937 en los astilleros Verchure de Amsterdam (Holanda) por encargo especial de la Dirección de Parques Nacionales, durante la presidencia de Exequiel Bustillo.

Alrededor de las 17, la familia Obama regresó al hotel y permaneció allí hasta su partida de regreso a Buenos Aires a las 22 para tomar su avión a Washington, previa despedida con el presidente Mauricio Macri.

En ese sentido, trascendió que el presidente de los Estados Unidos retrasó media hora su vuelta a Buenos Aires y por ende el regreso a los Estados Unidos, ya que decidió quedarse un lapso más amplio más en la ciudad turística. Finalmente, a las 0:07 del viernes, despegó el avión "Air Force 1 "que llevaba a la familia Obama de regreso al país norteamericano.

Embed

A su llegada a Bariloche, Macri eligió trasladarse en otra aeronave privada que lo habría llevado a la mansión de Lago Escondido perteneciente al empresario inglés Joe Lewis, antes de dirigirse a Villa La Angostura, donde pasará algunos días junto a su familia. Al día siguiente de la partida de Obama, Macri comentó que su par estadounidense volverá a vacacionar en Bariloche "en febrero que viene", y agregó: "Quedó fascinado con la Argentina".

"Los fui a saludar con (la primera dama) Juliana (Awada) y (su par norteamericana) Michelle (Obama) me dijo ´yo me quiero quedar, este lugar es un paraíso, pero Barack insiste en que nos tenemos que volver´", contó el mandatario.

En declaraciones radiales, el jefe de Estado resaltó que durante la despedida que le brindó en el Hotel Llao Llao la familia presidencial de Estados Unidos le confirmó que regresará a la Patagonia a comienzos de 2017, una vez que termine su mandato en la Casa Blanca.

"Esto confirma que aceptan la invitación que les he hecho y en febrero que viene vamos a tenerlos pasando unas vacaciones acá, ya como expresidente", resaltó. La visita de Obama a la ciudad patagónica transcurrió sin mayores contratiempos, a excepción de un incidente con manifestantes de agrupaciones kirchneristas que habían participado de una movilización por los 40 años del Golpe Militar, que se abalanzó hacia la comitiva oficial cuando transitaba por la avenida 12 de Octubre a la altura del Centro Cívico.

Los manifestantes lograron esquivar el cordón de seguridad y alcanzar las camionetas de la comitiva de Obama en medio de gritos de repudio por su visita y exhibiendo carteles como "Obama go home" o "Macri = Shame (vergüenza)".