Alguien hizo la experiencia, cuyo resultado dejará a más de uno con los pelos de punta (y las uñas sin pintar para toda la vida).
Si el mito de que una marca de gaseosa puede ablandar tornillos no era lo suficientemente fuerte como para dejar de consumir ese tipo de bebidas, es probable que nadie deje de usar quitaesmalte por ver cómo derrite un vaso térmico de plástico. Pero sólo por si acaso, he aquí el video de la experiencia:

Qué le pasa al vaso con quitaesmalte