La mayoría de los felinos caseros preferirían un lugar seco y cálido dentro de la casa, pero este minino audaz decidió salir a investigar el nuevo panorama.
Una tormenta de nieve engulló las calles de Colorado, en los Estados Unidos, en pleno marzo, pero mientras la mayoría de los habitantes estaban buscando modos de resguardarse del frío, el gato Boots se construyó un iglú.

Boots, quien vive con el fotoperiodista de ABC7 Adam Stevens, cavó un hueco en la gruesa capa de nieve que se había juntado frente a la puerta de entrada de la casa en Denver, Colorado. Una vez completada la tarea, el gatito admiró su guarida complacido.

Un gatito muy hábil se construyó un iglú