El ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, mostró su preocupación por el avance del terrorismo en territorio europeo y no apartó a su país de los violentos episodios. Sin embargo, llamó a la población a no paralizarse para que los terroristas "no consigan su cometido".

El ministro de Justicia, Heiko Maas, no descartó la posibilidad de que Alemania se vea golpeada por atentados como los que sacudieron el martes pasado a Bruselas.

"No nos podemos fiar de que el terrorismo internacional dé siempre un rodeo en torno a Alemania", dijo Maas en declaraciones al diario SaarbrUcker Zeitung. Según el ministro, Alemania es desde hace tiempo un posible objetivo de ataques.

"Pero nuestras autoridades de seguridad harán todo lo que esté a su alcance para evitar estos atentados y para proteger a la gente en Alemania", dijo el funcionario.

Maas llamó a la población a no dejarse llevar por el pánico y apuntó: "Si quedamos completamente paralizados por el miedo, los terroristas habrán conseguido su cometido".

En la misma línea se manifestó el jefe de la policía alemana, Holger Munch, quien advirtió del riesgo de nuevos ataques del Estado Islámico (EI) en Europa.

"El debilitamiento del EI en Siria e Irak lleva a potenciar este tipo de acciones. El EI está presionado porque pierde terreno; por lo que es de temer nuevas acciones espectaculares", aseguró Munch al diario Bild.