En medio de la práctica de fútbol, el entrenador de Boca mostró una de sus nuevas exigencias. ¿Qué le pidió el Mellizo al delantero que generó polémica?
Desde que asumió en Boca, Guillermo Barros Schelotto intenta que se haga todo a su estilo. Prácticas abiertas a la prensa, mensajes directos a los jugadores y la exigencia de profesionalismo las 24 horas del día.

La semana pasada, el Mellizo salió en todos los portales por sus consejos a los jugadores del Xeneize antes de ejecutar un pase aéreo y su ya conocida frase: "Está prohibido tirar centros de mierda. Si no estamos seguros, es mejor pasarla para atrás a un compañero".

Siguiendo la misma línea, ahora Guillermo le puso los puntos a Daniel Osvaldo, el polémico delantero que el entrenador de Lanús quiere recuperar. Osvaldo entrenaba con los aritos puestos y el director técnico, estricto, le exigió que se los sacara para la práctica de fútbol, imitando a Daniel Passarella, quien no le permitió a Fernando Redondo jugar con el pelo largo.