Los organizadores explicaron que postergaron la movilización, prevista para este domingo, por razones de seguridad. En tanto, Bélgica sigue en alerta luego de los ataques que causaron 31 muertos y 300 heridos.
Los organizadores de una marcha "contra el miedo" anunciaron la suspensión del evento por razones de seguridad, a cinco días de la serie de atentados en Bruselas que dejaron 31 muertos y 300 heridos.

"La seguridad de los ciudadanos es una absoluta prioridad", escribieron en un comunicado. Y agregaron: "Nos unimos a las autoridades que proponen un aplazamiento (...) Pedimos a su vez a los ciudadanos que no vengan el domingo a Bruselas".

Embed
Antes de la postergación, el ministro del Interior belga, Jan Jambon, había invitado "a los ciudadanos a no celebrar mañana esa manifestación", alegando temores por la "seguridad".