El gobierno nacional dio inicio al trámite para abandonar la señal multiestatal. El Estado argentino tiene el 16% de las acciones del canal de noticias, lanzado en 2005 por el fallecido Hugo Chávez.
El gobierno de Mauricio Macri inició los trámites para desvincular al estado argentino de la señal multiestatal Telesur, el canal de noticias lanzado en 2005 por el fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez.

El Estado argentino es propietario del 16 % de las acciones de La Nueva Televisión del Sur, sociedad dueña de Telesur y en la que también son accionistas los Estados de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay.

La decisión de abandonar la cadena, que inició su trabajo en 2005, fue adoptada por el ministro de Medios y Contenidos Públicos de Argentina, Hernán Lombardi, y el secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco.

"Nuestro país no tenía ninguna injerencia en los contenidos de la señal ni en su gerenciamiento. Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos en términos de pluralismo y austeridad", explicó Lombardi en declaraciones publicadas por el diario La Nación.

La adhesión de Argentina a Telesur se basa en un convenio de cooperación firmado con Venezuela en enero de 2005, de renovación automática pasado los primeros cinco años desde su firma, a menos que una de las partes comunique su decisión de desvincularse.