Tras un error del arquero de Vélez, el volante del Cervecero se llevó la pelota y quedó con el arco vacío. Pero, le pifió a la redonda. Mirá la increíble jugada.