Un fuerte susto fue el que se llevó Santiago Cordero, jugador de los Jaguares, quien en la madrugada del domingo sufrió un duro accidente mientras manejaba su auto del que, afortunada e increíblemente, salió ileso.
El back argentino, que había formado parte de la derrota de los Jaguares ante Stormers de Sudáfrica en el estadio de Vélez el sábado, fue a una reunión familiar tras el mismo y, a su regreso, perdió el control de su vehículo en el Camino del Buen Ayre.

"Estaba regresando a casa. Llovía un poco y de repente perdí el control del auto. Por suerte fue solo un susto y estoy bien", relató Cordero según reproduce el sitio oficial de los Jaguares.

A raíz de esto, el auto volcó y terminó en una zanja, con gran parte de su estructura dañada. Por fortuna, ningún otro vehículo se vio involucrado y el jugador no sufrió heridas de gravedad, sólo algunos golpes y raspones.

"Muchas gracias a todos por los mensajes! Por suerte no fue nada grave y estoy impecable!",
escribió el back en su cuenta personal de Twitter.

Embed
Debido a este accidente, Cordero no pudo viajar a Nueva Zelanda el domingo por la noche para seguir con la gira de los Jaguares. Su lugar fue ocupado por Ramiro Moyano.