Dos jóvenes de Buenos Aires terminaron internados en el Hospital Pasteur de la ciudad de Villa María por ingerir hongos venenosos.
El consumo les provocó hipotermia, por lo que quedaron en observación en el hospital, según el diario La Voz.

Los afectados fueron un joven de 19 años y otros 21, domiciliados en la capital del país,
quienes se encontraban circunstancialmente en un casa de Villa María.

En la tarde del domingo ingirieron esos hongos, en circunstancias que no fueron aclaradas. La ingesta les provocó un malestar aunque sin mayores complicaciones para su salud.