La iniciativa que impulsa el Gobierno disparó inquietud frente a la posibilidad de transformar las actuales jubilaciones mínimas en subsidios desacoplados de la movilidad vigente y sujetos al arbitrio del Poder Ejecutivo.