Los gremialistas levantaron una hora antes de los previsto la medida de fuerza que iniciaron en forma sorpresiva este martes a las 5. La Ciudad anunció que los van a denunciar ante la Justicia.

De esta manera, pasadas las 11 el servicio del subte comenzó a funcionar tras estar más de 6 horas paralizada.

Embed
La protesta la llevaron adelante los metrodelegados por el "incumplimiento de un acta firmada en el 2013 que contemplaba mejoras en las condiciones de trabajo y del servicio para los pasajeros", afirmó el delegado Facundo Ayala.

La medida fue calificada como "inadmisible" por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y "absolutamente irracional e injustificada" por parte de Metrovías.