Lo adelantó el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien calificó de "inadmisible" la medida de fuerza que este martes afectó a miles de pasajeros que diariamente usan el servicio que une a Retiro con Constitución.
El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, repudió el paro sorpresivo del servicio de la Línea C de subterráneos que esta mañana afecto a miles de pasajeros al calificar de "inadmisible" la medida de fuerza.

Además, el titular del Ejecutivo porteño adelantó que denunciará en el Ministerio de Trabajo de la Nación a los gremialistas que llevan adelante la protesta.

"Es inadmisible que dejen a miles de personas a pie, que no pueden ir al trabajo, llegar a las escuelas o se pierden turnos con el médico", afirmó Rodríguez Larreta al inaugurar el Paso Bajo Nivel San Martín del Ferrocarril Urquiza.

"Ayer hubo conversaciones en la Subsecretaría de Trabajo y en nuestra opinión estaba avanzando en buena dirección", afirmó el jefe de Gobierno de la Ciudad sobre las negociaciones con los metrodelegados que reclaman más seguridad y personal.