El secretario Gremial del sindicato, Mateo Ferrería manifestó que "mañana se anunciará el cierre porque no hay compradores y tampoco hay posibilidades de volver a ponerla en funcionamiento".
La aerolínea rosarina Sol se quedó sin compradores y este miércoles en el Ministerio de Trabajo de la Nación se anunciaría su cierre definitivo, según informaron a fuente de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA).

El Secretario Gremial del sindicato, Mateo Ferrería dijo a Télam que "mañana tendremos una reunión en el Ministerio de Trabajo con representantes de la empresa, donde seguramente se anunciará su cierre porque no hay compradores y tampoco hay posibilidades de volver a ponerla en funcionamiento".

Ferrería aclaró que "la principal preocupación del gremio es la situación de los 220 empleados, no sólo porque se quedan sin trabajo, sino porque puedan cobrar también todo lo que les corresponde".

Sol lleva dos meses de inactividad y había versiones sobre el interés de las empresas aéreas Amazonas y Air Nostrum para adquirir la firma, pero en las últimas horas estas posibilidades se cayeron y ahora no existe ninguna otra que pueda hacerles albergar a los empleados una esperanza de solución.

Por su parte la Asociación del Personal Aeronáutico (APA) también confirmó el cierre de Sol Líneas Aéreas y que en las próximas horas se deberían comenzar a cursar los telegramas de despido para los 220 empleados de la compañía. El anuncio fue realizado este martes en el aeropuerto de Sauce Viejo, Santa Fe.

La aérea perteneciente al Grupo Transatlántica perdió la posibilidad de ser comprada por la boliviana Amazonas o la española Air Nostrum, las cuáles mostraban fuertes intenciones de quedarse con la aerolínea local, pero nunca llegaron a concretar la operación.

"Nos informaron que hoy la empresa comienza a enviar los telegramas de despido. Mañana referentes de APA se van a reunir en el Ministerio de Trabajo de la Nación para reclamar que se reubique a los empleados en otras compañías, como primera prioridad", contó Edgardo Dacaro, delegado en Sauce Viejo de APA, a un medio local.

Los empleados de Sol presumen que la llegada de la aerolínea Avianca al país fue uno de los factores que complicó las negociaciones con los grupos interesados en la firma local. La empresa colombiana desembarcó en la Argentina tras la compra de MacAir, la compañía de aviones que pertenece a la familia Macri.

El cierre de Sol se desencadenó cuando a mediados de enero, Aerolíneas Argentinas canceló un acuerdo que la gestión kichnerista había entablado con Sol.

Allí se establecía que la línea de bandera le pague 1 millón de pesos diarios para complementar frecuencias que Aerolíneas no cubría.