El reconocido actor sigue padeciendo las burlas por su adicción a la comida durante una época de su vida posterior a la exitosa serie. Hoy, mientras se recupera, le responde a sus detractores.


El actor Wentworth Miller, que se hizo conocido por la exitosa serie Prison Break, no vive su mejor momento personal. Según confesó, los años posteriores a la serie, sufrió una profunda depresión que lo llevó a convertirse en adicto a la comida y aumentar notablemente de peso.

Hoy, ya recuperado, sigue soportando las burlas de algunos usuarios de las redes sociales, que traen a memoria su dolorosa enfermedad.

Seguí leyendo en RatingCero.com.