Esa fue la leve sansión que recibieron los efectivos que fueron filmados en un supermercado robando carne y cambiando las etiquetas de alimentos para pagarlos más barato.
Los dos policías de la Dirección de Investigaciones fueron sorprendidos cuando intentaban robar bandejas de carne de un supermercado de Guaymallén, en Mendoza, fueron suspendidos por 60 días.

El pasado viernes los dos efectivos, que vestían de civil, ingresaron al Walmart ubicado sobre el Acceso Sur en Dorrego y cuando estaban en zona de góndolas le cambiaron la etiqueta a una bandeja de carne para pagarla a menor precio. Además, ocultaron otras debajo de sus prendas.

Los uniformados estaban siendo grabados por las cámaras de seguridad y al llegar a las cajas fueron advertidos por el personal de seguridad.

Los testigos contaron que ambos estaban en "estado de ebriedad" y comenzaron a forcejear con los empleados del lugar.

El jefe de Policía, Roberto Munives, confirmó que el caso fue denunciado ante la IGS, que abrió un sumario administrativo en contra de cada policía. Por el momento, los policías fueron pasados a disponibilidad por 60 días; es decir que durante dos meses no podrán trabajar y recibirán la mitad de su sueldo.