Uber, que ya genera polémica en Argentina después de que empezaron a buscar choferes, volverá a estar disponible en Madrid, según la empresa con descuentos de una media del 30% en los trayectos más habituales respecto a las alternativas tradicionales.

Uber suspendió su actividad en España el 31 de diciembre de 2014, después de nueve meses de funcionamiento en los que se sucedieron numerosas movilizaciones, huelgas de taxistas y multas a los conductores y a la empresa, algunas de ellas tramitadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

La plataforma cumplió entonces con una orden del juzgado de lo mercantil, dictada el 9 de diciembre, tras una denuncia de la Asociación Madrileña del Taxi por competencia desleal. Entonces, el juez ordenó el cese de sus actividades en todo el territorio nacional.

La plataforma, que calificó de "discriminatoria" la orden judicial, dejó abierta la puerta a nuevas opciones para ofrecer "viajes seguros y cómodos" a los ciudadanos y abogó por desarrollar "un nuevo y necesario marco regulatorio".

Tras operar antes en varios países y en pleno auge de las aplicaciones de ahorro para el ciudadano, la aplicación Uber llegó a España en abril de 2014, en concreto a Barcelona. Después se extendió a Madrid (septiembre) y a Valencia (octubre).

Con sede en San Francisco, Uber fue creada en 2009 por los jóvenes Travis Kalanick y Garret Camp, tiempo después ofreció sus servicios en París, Toronto y Londres. Se ideó como un servicio para atender la demanda de transporte por encargo a través de una aplicación de teléfono móvil o tableta.