En su visita al país vecino, el suizo Gianni Infantino se mostró a favor de la intención de celebrar los cien años de competición con una sede conjunta pero advirtió que ahora la "prioridad" es organizar el de 2026.
El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, apoyó este miércoles en su visita a Uruguay la intención de celebrar los cien años de la competición con una sede conjunta con Argentina pero advirtió que ahora la "prioridad" es organizar el de 2026.

"Es verdad que hemos hablado de este sueño, de la idea y del para el 2030. Es de verdad bastante lejos todavía, en FIFA tenemos todavía que organizar todo el proceso por el 2026 y luego se hablará del 2030", avisó Infantino en diálogo con la prensa luego de una reunión que mantuvo con el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, el titular de la AUF, Wilmar Valdez, y el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister.

Para Infantino organizar un Mundial requiere de "como mínimo doce estadios de calidad internacional, aeropuertos, hoteles, transportes y toda la logística que se tiene que poner en marcha"

Y, a su vez, reconoció que desconoce la situación actual de Argentina y Uruguay y tampoco descartó que haya otros posibles candidatos.