Ambos pidieron que "se agoten todas las instancias" de la investigación. María Delia "Nené" Grassi admitió ante la prensa estar "rota" por la impunidad del crimen de su hija.
María Delia Grassi y Juan Dalmasso, madre y hermano de la empresaria asesinada Nora Dalmasso, declararon este miércoles como testigos ante el fiscal que reactivó la causa en Río Cuarto y pidieron que "se agoten todas las instancias" de la investigación.
Fuentes vinculadas a la causa señalaron que ambos habrían avalado la inocencia del marido de la víctima, el médico Marcelo Macarrón, a quien el fiscal Daniel Miralles imputó el 18 de marzo como supuesto autor del crimen.
La madre de la víctima, "Nené" Grassi, declaró durante una hora ante el fiscal y luego admitió ante la prensa estar "rota" por la impunidad del crimen de su hija.

Juan Dalmasso, en tanto, señaló a radios cordobesas que le había "llamado mucho la atención que lo hayan citado (como imputado a Macarrón) porque siempre han estado las mismas pruebas. No nos han explicado nada a nosotros".
Consultado sobre una eventual citación al productor agropecuario Miguel Rohrer, conocido del matrimonio Macarrón, dijo que "es una posibilidad".
"Me parece muy bien que se agoten todas las instancias", sostuvo, y recordó que entre Rohrer, su hermana y su cuñado "hubo una amistad en una época".
Dalmasso también dijo que en la investigación del crimen, el económico "siempre es uno de los móviles mas fuertes que he tenido en cuenta" y sostuvo que la acusación a Macarrón "solamente por la prueba genética me parece insostenible, a mi como persona no me da la ventana horaria" para que pudiera ir y volver de Uruguay a Río Cuarto supuestamente para matar a su esposa.
El hermano de Nora Dalmasso apuntó que había "algún móvil como se dijo en su momento de que haya sido un crimen pasional" e indicó que "hay una duda entre la delgada línea que separa una violación de un sexo duro como se dijo en su momento".
Asimismo, sostuvo que su familia "está mal, estamos mal todos porque estamos volviendo a revolver todo lo que pasó".
Nora Dalmasso, de 51 años, fue estrangulada el sábado 25 de noviembre 2006 en el dormitorio de su casa, en el exclusivo barrio Villa Golf de Río Cuarto.
Los peritos determinaron que antes de morir la mujer había mantenido relaciones sexuales.
Durante la instrucción que llevó adelante el fiscal Javier Di Santo fueron imputados su hijo, Facundo Macarrón, el asesor del gobierno provincial Rafael Magnasco, allegado a la familia de la víctima, y el pintor de obra Gastón Zárate.
Los tres fueron sobreseídos años atrás y el crimen sigue impune.