Había sido acusado de maltratar a su mujer, quien lo denunció, pero tomó como rehén a la magistrada y la roció con combustible para amenazarla.
Un hombre de Sao Paulo, en Brasil, amenazó a una jueza con prenderla fuego si no lo declaraba inocente en un caso de violencia de género. Había sido denunciado por su mujer, pero a pesar de ello logró entrar armado con una bomba molotov al juzgado.

Alfredo José dos Santos, de 36 años, vació una botella de combustible sobre la jueza Tatiane Moreira Lima y la mantuvo inmovilizada durante 20 minutos en el juzgado de Butanta, a las afueras de Sao Paulo, informó el sitio Daily Mail.

brasil.jpg
Un policía que se encontraba en el recinto grabó el momento en el que Dos Santos pidió que se hicieran presentes las cámaras de televisión e increpó a los presentes para que le dijeran que no está loco al tiempo que amenazaba de muerte a la jueza.

Luego se supo que el hombre había sido condenado por violencia de género por Lima en 2013, y que pretendía convertirse en el primer terrorista suicida de Brasil.