El ministerio de Energía, a cargo de Juan José Aranguren, publicó este viernes en el Boletín Oficial la Resolución 28/2016 mediante la cual se establece un aumento en el fluído de hasta 300%. El de hasta 375% previsto para el agua permanece sin oficialización.
Se estima que los exceptuados de la suba pueden alcanzar a unas 350 mil familias, en tanto que seguirá el subsidio para la garrafa social.

Una persona que pagaba $68 por bimestre de gas pasará a pagar $262 con impuestos incluídos, aunque si efectuara un ahorro en el consumo logrará una reducción de tarifa del 15%. De todas maneras, el promedio del incremento en el sector residencial de todo el país se ubica en torno al 200%.

En tanto, mediante la resolución 31 de la cartera que conduce Aranguren, también dada a conocer este viernes, se instruyó al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) a establecer los cuadros tarifarios correspondientes a la tarifa social y a llevar a cabo las modificaciones y/o instrucciones necesarias para implementar el pago mensual de las facturas bimestrales.


La red de gas natural alcanza los 8 millones de usuarios, de los cuales 2,2 millones pertenecen a sectores de clase media.