Muchas personas ya están cansadas de tener que recordar contraseñas para todo y algunos expertos están viendo alternativas para poder ir eliminándolas de a poco.
Ahora un grupo de investigadores del MIT desarrolló una tecnología llamada Chronos que permitirá delimitar una zona donde haya conectividad WiFi y sin necesidad de ingresar contraseñas.

El sistema se encargará de "buscar" a los usuarios con un amplio radio de distancia y sin sensores externos. La intención es poder crear casas inteligentes más seguras.

También se podría localizar a posibles intrusos de la red, al hacer un mapeado preciso de todos dispositivos conectados o hacer un seguimiento de usuarios, saber dónde está el perro a la que le pusiste un collar WiFi o simplemente para dar servicio WiFi solo dentro de un área o habitación concreta de la casa.