La hizo el fiscal Fabián Celiz y es para determinar si hubo corrupción en la habilitación del local en el que en 2004 murieron 194 personas por un incendio.
El fiscal Fabián Celiz pidió la realización de una inspección ocular en el predio donde funcionó el boliche Cromañón en juicio oral que se realiza a un ex funcionario del gobierno porteño para determinar si hubo corrupción en la habilitación del local.

En una audiencia del juicio, el fiscal, solicitó al Tribunal Oral 3 que las partes se trasladen al predio, que está cerrado desde el 30 de diciembre de 2004 cuando ocurrió la tragedia que ocasionó la muerte de 194 personas.

En el debate oral se juzga al ex funcionario del gobierno porteño Roberto Calderini, quien fue quien firmó la documentación que en 1997 posibilitó la habilitación del local.

El fiscal señaló en la audiencia que algunos aspectos edilicios consignados en planos de Cromañón generaban dudas al tribunal, por lo que les solicitó una inspección ocular para despejar algunos interrogantes.

La justicia intenta determinar por qué el funcionario Calderini, en abril de 1997, rechazó la habilitación del local y cuatro meses después en idénticas circunstancias, la aprobó.

Vale recordar que Calderini está acusado de "falsedad ideológica de documento público y cohecho".