Trabajadores de la cartera que conduce Jorge Triaca se concentran en Alem al 600, mientras que decenas de efectivos de la Guardia de Infantería están apostados en las esquinas de la sede.
La preocupación de los estatales coincide con el vencimiento del plazo de tres meses que el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, se propuso para revisar más de 30.000 contratos de empleados públicos.

Seguí leyendo en ámbito.com