Sergio Salgado se había entregado este jueves en la Fiscalía de Delitos Complejos. El funcionario está siendo investigado por el irregularidades en su gestión.
El detenido intendente del departamento mendocino de Santa Rosa, Sergio Salgado, que se había entregado el jueves en la Fiscalía de Delitos Complejos, presentó su renuncia como jefe comunal del departamento ubicado 80 kilómetros al este de esta capital provincial, en un escrito que firmó desde su lugar de detención en Contraventores.

La dimisión del ahora ex funcionario debe ser tratada en el Concejo Deliberante, y la sucesora natural debe ser la presidenta de ese cuerpo, que es la radical Norma Trigo, pero desde el actual partido de gobierno a nivel provincial acusan de desmanejos a Salgado, quien gobernó el departamento desde 2007 por el Frente para la Victoria, y que había reasumido en diciembre su tercer mandato al frente de la comuna.

En ese sentido, piden que se nombre a un intendente interino y que este convoque a elecciones anticipadas.
La UCR emitió un comunicado en el que consigna que "debe ser un representante del FpV, partido al cual pertenece el intendente Salgado, quien continúe ante la ausencia de éste, ejerciendo el Departamento Ejecutivo municipal".

"Ante la hipótesis de vacancia definitiva se deberá convocar a elecciones municipales, siguiendo los mecanismos establecidos en la Constitución provincial, con el fin de normalizar esta situación tan anómala y dolorosa", agregaron.

Se especula que ahora la responsabilidad de manejar el ejecutivo municipal recaería en el vicepresidente primero del Concejo, Celso Reta, edil que ocupa ese escaño por el Frente para la Victoria.

En diciembre, cuando el gobernador Alfredo Cornejo asumió su cargo, tuvo que ayudar financieramente al municipio de Santa Rosa para que se puedan pagar los sueldos municipales.

Sobre Salgado, el fiscal de Delitos Complejos Santiago Garay había librado una orden de captura el martes, en el marco de una investigación por administración fraudulenta, peculado, emisión de cheques sin fondos y asociación ilícita.

El ahora ex jefe comunal intentó esquivar la orden judicial y ganar tiempo, pero resolvió presentarse ayer ante la Justicia, luego de que la Jueza de Garantías, Marina Laura Cuatrini, rechazara el pedido de "mantenimiento de libertad" presentado por su abogado, indicaron fuentes judiciales.
Hay 11 denuncias contra la gestión del ex intendente justicialista, y entre ellas, el fiscal Santiago Garay investiga por la emisión de cheques sin fondos que libró el municipio.

Por este motivo, el 24 de febrero el fiscal especial ordenó el allanamiento de las oficinas de Hacienda, y secuestró al menos 400 cheques y expedientes dudosos, relacionados con contrataciones.
El lunes, efectivos de Investigaciones detuvieron en el marco de la misma investigación a Franco Ojeda, quien fue secretario de Hacienda hasta el año pasado, y al contador Néstor Trigo, ex secretario de Gobierno del municipio.

En febrero de 2015, Salgado fue imputado por violencia de género, luego de ser denunciado por su ex pareja.


En 2008, el Concejo Deliberante del municipio, resolvió por unanimidad destituir a Salgado por "inconducta y acto deshonesto" pero posteriormente fue restituido en su cargo.