El diputado justicialista sostuvo que "preocupa el ataque directo al bolsillo de los trabajadores" y consideró que las medidas "tienden a agravar los problemas, sobre todo los vinculados a la vida diaria, y que tienen que ver con el empleo y el salario de los trabajadores".
El diputado justicialista Diego Bossio exteriorizó su preocupación por el efecto del paquete de medidas implementadas por el Gobierno Nacional en relación al fuerte aumento de las tarifas de los servicios de transporte, electricidad, gas y agua.

En ese sentido, volvió a alertar sobre el hecho de que hasta ahora "no hay una sola medida que haya favorecido a los argentinos" y remarcó que desde el Gobierno se avanza con una agenda que "tiende a agravar los problemas, sobre todo los vinculados a la vida diaria, y que tienen que ver con el empleo y el salario de los trabajadores".

Días atrás, Bossio, junto a los diputados del Bloque Justicialista que integra, ya habían manifestado su inquietud "frente a la crisis profunda a la que nos lleva el Gobierno Nacional en términos de despidos y precarización laboral", lanzando un índice para medir el desempleo y seguir en forma directa la evolución del sector.

"Preocupa este programa económico de ataque directo al bolsillo de los trabajadores, sumado al desborde de los precios, y sin una evolución de los salarios que acompañe este proceso y lo haga menos traumático", dijo Bossio, al tiempo que alertó: "Este impacto sobre la demanda redundará en un perjuicio directo sobre el nivel de actividad".

"Nosotros lo manifestamos claramente, estamos para colaborar con el país y por eso queremos que al Gobierno le vaya bien, pero seremos los más firmes opositores a esquemas que perjudiquen a los argentinos, como lo que estamos alertando" agregó.

Por último, reclamó: "Es imprescindible que desde el Gobierno se escuche, tenemos que evitar angustias a las familias argentinas".