El ex secretario de Transporte se entregó a la Justicia, pero antes de hacerlo consideró que la orden de detención "no tiene ningún sentido".
El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime afirmó este sábado que estaba "dispuesto" a entregarse y ponerse a disposición de la Justicia, luego de que el magistrado Julián Ercolini ordenara su detención por una causa vinculada con la compra de trenes a España y Portugal.

"Esto no tiene ningún sentido, es algo en lo que no he sido indagado, pero me voy a poner a disposición de la Justicia. Estoy dispuesto a entregarme", reveló Jaime en declaraciones televisivas minutos antes de ir a entregarse.

El ex funcionario agregó: "Nunca voy a eludir lo que disponga la Justicia. Mis abogados harán las presentaciones que corresponden".

Respecto a las compras de trenes, Jaime explicó que "fue una decisión del Estado, un convenio más, que se hizo de país a país, pero en vez de arreglar los trenes en España acordamos que se haga en los talleres de Argentina para que haya más trabajo en el país.

El ex secretario de Transporte sostuvo que tras esos dichos "son explicaciones" que le dará al juez, al tiempo que indicó que "hace siete años" que no está en la función pública.

"Con la única persona que me comuniqué fue con mi abogado Andrés Marutian",
reveló Jaime, que enseguida sostuvo que la última vez que habló con la ex presidenta Cristina Kirchner "fue en 2011".

"La última conversación que tuve con la Presidenta fue por un gesto de ella cuando falleció mi padre en 2011"
, indicó.

Por último, evitó referirse a la acusación que se le imputa y aseguró: "Tengo la plena convicción de no haber cometido ningún delito como para ir a la cárcel".

Por su parte, el abogado de Jaime, Marutian, reveló que le recomendó "que se entregue" y consideró que aún no revisó la causa.