Hubo múltiples operativos en simultáneos en esa zona de Ciudadela, luego de una ola de secuestros extorsivos que terminaban en el partido de Tres de Febrero. En una de las casas allanadas se constató que estuvo cautiva una de las víctimas.
Personal de la Policía Bonaerense realizó en las últimas horas múltiples allanamientos en el barrio "Ejército de los Andes", más conocido como "Fuerte Apache", del partido de Tres de Febrero, y detuvo a siete personas vinculadas con delitos como secuestros extorsivos, narcotráfico y tenencia de armas.

Fuentes policiales revelaron que los operativos fueron llevados a cabo el sábado por la tarde por efectivos de la DDI Morón, como resultado de investigaciones desplegadas en torno a una serie de hechos de secuestros extorsivos ocurridos durante los últimos días en la zona oeste del Conurbano.

Los procedimientos se realizaron a partir de distintas tareas de inteligencia criminal llevadas a cabo bajo la dirección judicial del Juzgado Federal número 2 de Morón, a cargo de Jorge Ernesto Rodríguez, y con el apoyo de la División Seguridad Halcón, las Direcciones de Infantería y Caballería, Policía Científica, efectivos de Investigaciones Complejas y Cibercrimen y grupos operativos de todas las DDI del Conurbano.

En total fueron 12 órdenes de allanamientos de manera simultánea en el interior del complejo habitacional conocido como “Fuerte Apache”.

En total fueron detenidas siete personas, todas mayores de edad y tres de ellas mujeres, se incautaron dos automóviles involucrados en las maniobras de cobro de rescate en uno de los hechos investigados, 22 equipos de telefonía celular, 16 panes de 1 kilo de marihuana, otros dos medios panes.

También se secuestraron cinco bolsas con trozo compactos de la misma droga, además de un envoltorio con trozos compactos de cocaína, tres balanzas de precisión y elementos para el procesamiento en dosis de cada droga (film, bolsas de polietileno, cucharas, una prensa con la que se compacta con la que se fabrican las “tizas” de cocaína)

Asimismo, incautaron anotaciones que contabilizan la venta al menudeo de estupefaciente, una pistola Taurus calibre 40 y municiones del mismo calibre.

En uno de los objetivos allanados se determinó que había sido uno de los lugares donde una de las víctimas de secuestro extorsivos había sido ocultada durante la privación de la libertad, domicilio en los que en horas más va a ser exhibido a esta para el reconocimiento del lugar.