Juan Carlos Schmid sostuvo que esa situación va a desembocar de esa manera por "la caída del nivel de empleo en combinación con la persistencia de la inflación".
El secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid, vaticinó este domingo que el país se encamina a "una crisis política", al considerar que hacia esa dirección "nos lleva la combinación de la persistencia de la inflación y la caída del nivel de empleo".

"La caída del nivel de empleo en combinación con la persistencia de la inflación históricamente desemboca en una crisis política", afirmó el dirigente gremial en una entrevista publicada en el diario Página 12.

Para Schmid, "en la CGT no vemos señales que impliquen que va a haber un instrumento, una herramienta o un sendero para enfrentar estas dos cuestiones. Hubo una apuesta muy fuerte del gobierno para romper la brecha cambiaria y para darle ventajas a los grupos económicos, que no respondieron con la misma moneda".

"Hubo una velocidad muy concreta para resolver estos dos puntos que estaban en la campaña y una velocidad mínima para abordar los temas sociales", planteó, al tiempo que sostuvo que "esto lo podemos sintetizar de esta manera: había una brecha cambiaria, la resolvieron, pero la brecha social no".

En otro tramo de la entrevista, el también titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento valorizó el encuentro de las cinco centrales sindicales que tuvo lugar en el Congreso con los diputados de la oposición el miércoles pasado sobre la problemática laboral en el país.

En ese encuentro surgió la posibilidad de impulsar un proyecto que declare la emergencia ocupacional ante la acumulación de despidos en el sector público y en el privado.

Según Schmid, "más importante que la foto del miércoles fue todo el tiempo que estuvimos, cerca de tres horas y media, discutiendo con los diputados. Y esto no es un ejercicio muy común en la alta dirigencia sindical, creemos que esto es muy valioso".

"Siempre se dijo `y para qué nos vamos a juntar, esto no tiene que ser un amontonamiento', y ahora tenemos una agenda común", destacó.

Al respecto, el dirigente gremial calificó a la política del gobierno nacional "como de shock", al señalar que "no hay otro nombre, es la política que desplegaron en estos 120 días".

"No hay compensaciones frente a lo que está ocurriendo. Esta no es una interpretación desde lo sindical, es desde el sentido común, si lo entendieran de esta manera, la política se ejecutaría de otra forma", remarcó.

En el encuentro del miércoles pasado en la Cámara de Diputados se juntaron por primera los secretarios generales de las cinco centrales sindicales para analizar la situación laboral del país y considerar propuestas de solución.

Además de Schmid, participaron de la reunión Antonio Caló (CGT Alsina), Hugo Moyano (CGT Azopardo) Luis Barrionuevo (CGT Azul y Blanca), Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) y Pablo Micheli (CTA Autónoma).