El partido que debían jugar este domingo San Telmo y Deportivo Armenio en la Isla Maciel, por la Primera B Metropolitana, fue suspendido debido a la falta de garantías del operativo policial, tras la muerte de un hincha.
Según la agencia DyN, la policía se negó a brindar el servicio debido a que en la zona el clima estaba tenso y enrarecido por el asesinato de un simpatizante de San Telmo a una cuadra de la cancha ocurrido el sábado.

Pese a las horas que pasaron, la decisión de la suspensión adoptada por el árbitro Pablo Dóvalo llegó minutos antes del comienzo del partido al no tener garantías de la policía por el ambiente tenso que dominaba la zona.

Embed
San Telmo había contratado 110 policías a un costo superior a los 38.720 mil pesos, según informó la página oficial del club.

Los dos planteles estaban en el estadio y hasta los jugadores habían firmado la planilla oficial para salir a disputar el cotejo, correspondiente a la novena fecha del campeonato.ð Pero, el Dóvalo decidió suspenderlo cuando fue informado que el operativo no le daba garantías de seguridad para que el partido pueda desarrollarse sin problemas.

Una semana atrás justamente Dóvalo tuvo que suspender el partido entre Talleres de Remedios de Escalada y Defensores de Belgrano por incidentes de barras bravas que terminaron enfrentándose con la policía.