La vida privada los enfrentó por una mujer y desde ese momento los examigos no dejan de lado su enemistad en los partidos de fútbol.

Maxi López se negó a saludar a Mauro Icardi en la previa del partido del Inter y Torino, gestos que ya se han repetido en otras oportunidades por su reconocida enemistad.

Cuando ambos equipos estaban intercambiando saludos, los "hombres de Wanda" se cruzaron, y ni bien se vieron, López esquivó la mano.

Mirá el video en RatingCero.com