Sigmundur David Gunnlaugsson evitó responder preguntas sobre la empresa Wintris, de la que habría sido propietario junto a su mujer entre 2007 y 2009. "Nunca oculté mi patrimonio", llegó a contestar.
PANAMA PREMIER ISLANDIA.mp4
Gunnlaugsson trató de justificarse asegurando que "nunca oculté mi patrimonio". Según los papeles que la televisión le muestra, queda probada su implicación: llegó a tener ocho millones de dólares en activos bancarios y le vendió esta sociedad a su mujer por un dólar.

Cuando le preguntaron al político por su relación con la empresa offshore (sociedad registrada en un paraíso fiscal en el que no realiza ninguna actividad económica o comercial), Gunnlaugsson responde: "Es una pregunta que no se le suele hacer a un político islandés, es como ser acusado de algo. Pero puedo confirmar que nunca oculté mi patrimonio".

Al primer ministro se le preguntó por su relación con la sociedad Wintris, creada en Panamá por Mossack Fonseca. "Bueno, es una empresa, si no recuerdo mal, que tiene relación con una de las compañías en las que trabajé. Me estoy empezando a sentir un poco incómodo con estas preguntas, porque es como si me estuviera acusando de algo cuando me pregunta por una empresa que estuvo en mi declaración de impuestos".

Según revelan los periodistas, Gunnlaugsson fue, junto a su mujer, copropietario de Wintris entre 2007 y 2009. Con esa compañía movieron varios millones de dólares provenientes de herencias. Se desvinculó de esa sociedad en 2009, cuando entró en el parlamento islandés y le vendió su parte a su mujer por el precio simbólico de 1 dólar.