Se presentará esta semana, probablemente este mismo lunes, el proyecto de ley para reducir la presión del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre una parte de la población, los beneficiarios de planes sociales (Asignación Universal por Hijo y el Plan Progresar, entre otros) y los jubilados con la retribución mínima, entre otros.
El proyecto de ley que se anunciará contempla que, cuando compren alimentos o bebidas que integren un listado, les devuelvan parte del Impuesto al Valor Agregado, según publica en su edición impresa de este lunes Ámbito Financiero.

El proyecto, que había sido anunciado por Mauricio Macri en el inicio de las sesiones ordinarias el primero de marzo, contempla una reducción para algunos productos (los que pagan el 21%) de 15 puntos, y otra total para los que tributan el 10%, aunque los números podrían variar.

La intención del Gobierno es que luego de los anuncios de las subas de las tarifas de los servicios públicos comience una serie de lanzamientos de programas y medidas de apoyo a los sectores más vulnerables, como compensación al ajuste en los ingresos que necesariamente provocaron las alzas en la luz, gas, agua y, especialmente, transporte público. Más teniendo en cuenta el mal humor que generaron en la sociedad los anuncios lanzados la semana pasada.

En diciembre, se había prorrogado el reintegro del 5% a las adquisiciones de hasta mil pesos realizadas con tarjetas de débito, y lo extendió a la compra de combustibles.