Tras el gran triunfo de su equipo por 2 a 1 en el clásico ante Barcelona, el DT del Real Madrid llegó a la sala de prensa del estadio catalán masticando un chicle, por lo que no tuvo mejor idea que pegarlo debajo de la mesa para comenzar con la conferencia.
Las cámaras de la televisión española captaron el momento, aunque una vez finalizada su conferencia, el ex jugador francés volvió tras sus pasos y lo despegó para tirarlo donde correspondía, sin importarle que todos lo estuvieran mirando.

Mirá la insólita situación:

Zidane