Muchos son los países que cuentan con sistemas financieros que favorecen a no residentes -sean personas físicas como entidades jurídicas-, con facilidades que les permite a los clientes, en definitiva, no terminar tributando en sus naciones de origen.
Con el escándalo desatado tras la publicación de los Panamá Papers, vale la pena repasar cuáles son algunos de esos países:
Embed

Entre los beneficios que otorgan, se encuentra la confidencialidad, a través de protección del secreto bancario y comercial, y la falta de convenios con otros países en materia tributaria.

También ofrecen falta control de movimientos de capitales (origen o destino), lo que permite el blanqueo.

Embed