Una discusión de una pareja en el centro de Rosario terminó con la intervención de la policía y una grúa, que se terminó llevando el auto, propiedad de la mujer, a un corralón municipal.

Todo comenzó cuando un móvil de la Guardia Urbana Municipal (GUM) vio que en la intersección entre Montevideo y Dorrego una pareja discutía en tono elevado. Tras intervenir, la mujer contó que su novio la insultó al hablar sobre la hija que tienen en común, de siete años.

Embed
Luego de separarlos, el supuesto agresor manifestó que la mujer tenía problemas de adicciones a las drogas y que "no podía manejar en ese estado". Por lo tanto, se le realizó un test de alcoholemia a la conductora, que dio negativo. Sin embargo, había irregularidades en la documentación del BMW que está radicado en Buenos Aires.

Fue en ese momento cuando la mujer se resistió al traslado del BMW y se subió al capó para que no se lo llevaran. Pese al intento, el auto terminó en el corralón.