El presidente de Boca es investigado a partir de una denuncia de Elisa Carrió, quien lo acusó de interferir en la Justicia con el consentimiento de su socio político y presidente de la Nación, Mauricio Macri.
El juez federal Norberto Oyarbide adelantó este lunes que va a declarar por escrito en la causa en la que se investiga al presidente de Boca, Daniel Angelici, por haber actuado presuntamente como "operador" del macrismo ante la Justicia.

También declararán por escrito, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y uno de los principales asesores jurídicos del presidente Mauricio Macri, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, según informaron fuentes judiciales.

Todos deberán declarar ante el juez Sebastián Casanello como testigos en la causa contra el presidente de Boca Juniors investigado por supuesto tráfico de influencias por su accionar como operador de Macri en la Justicia.

La causa se originó por la denuncia de un abogado basado en los dichos de la diputada Elisa Carrió, quien dijo que "Angelici interfiere en la Justicia con el consentimiento del Presidente" Mauricio Macri.

En tribunales explicaron que lo que hay que investigar es quien le habría encomendado a Angelici (el imputado en la causa) la gestión para obtener determinados resultados en causas judiciales. Dicho en otras palabras, si se compraron los supuestos servicios de Angelici para que hiciera o no algo en determinados casos de tribunales.

Fuentes judiciales anticiparon que el juez Casanello y el fiscal Federico Delgado preparan un pliego de preguntas que Oyarbide accedió a responder por escrito en la causa en la que se intentará determinar si hubo un tráfico de influencias.

Los voceros confirmaron que el juzgado pedirá el listado de líneas telefónicas de Angelici y el grupo empresario cercano para cruzar las llamadas entrantes y salientes del supuesto operador judicial con funcionarios, jueces y fiscales en las fechas en las que Angelici habría intervenido para negociar en los tribunales.

Según la denuncia, una de las supuestas gestiones fue con el juez federal Oyarbide, a quien propuso jubilarse a cambio de evitarle el juicio político, o sus supuestas intervenciones ante jueces para paralizar o "estancar" las causas Hotesur y Repsol –por el vaciamiento de YPF–, que fueron denunciadas por la diputada Carrió.

Oyarbide deberá responder sobre su relación con Angelici, y si le han pedido algo relacionado con su trabajo. También será preguntado a qué líneas telefónicas se comunicaba con Angelici, entre otras cuestiones.