El ex imputado declaró este lunes y confesó que nunca había hablado de esa discusión por recomendación de sus abogados. "Él dijo que todo se iba a acabar temprano", aseguró.
Asímismo, Zárate aseguró que el empresario Miguel Rohrer solía subir "con demasiada confianza" a la habitación de la víctima.

El joven sostuvo que Miguel "el francés" Rohrer subía a la habitación con la víctima "con demasiada confianza" cuando su esposo no estaba, con lo que abonó la teoría de la defensa del actual imputado, Marcelo Macarrón, que pidió investigar si el empresario mantenía una relación íntima con la víctima.

"Subían al dormitorio una, dos horas; porque estaban remodelando abajo", comentó Zárate a la prensa, y señaló que "había demasiada confianza entre Rohrer y Nora" Dalmasso.

Al salir de tribunales comentó que le había contado al fiscal que le "sorprendía la confianza que había entre ellos", dado que "Rohrer abría la puerta de la casa y entraba".

Antes de ingresar a declarar recordó "la pelea del día jueves" previo a la muerte de Dalmasso que habría mantenido la mujer con su marido, Marcelo Macarrón.

"Lo que más me quedó es que él dijo que todo se iba a acabar temprano. La pelea se dio en la cocina, la escuché por las entradas de aire que pasaban por la pieza. Yo estaba remodelando la pieza de arriba", aseguró el pintor.

Cuando se le preguntó por qué no había declarado antes esta pelea, Zárate sostuvo que el abogado le dijo que no hablara y el fiscal Javier Di Santo no le preguntó y se había "ensañado" con él.

"No sé qué le reclamaba ella, si era dinero o algún bien. Pero Macarrón le dijo que 'todo se iba a acabar pronto' y que 'ya lo tenía harto'. Le dijo: 'No te hagas drama que todo se te va a acabar a vos'".

El joven sostuvo que la discusión "fue a los gritos". "Después de eso no lo volví a ver, se fue a Punta del Este. La discusión era económica, le pedía partes de no sé qué", manifestó.

También declaró Margarita Riega, prima política de Nora Dalmasso, quien volvió a confirmar la relación entre la víctima y Rohrer, tal como declaró en oportunidades anteriores.

"La relación con Rohrer era de gran amistad. El estaba siempre en la casa, yo creo que hasta tenía llaves. Cuando estaba en Río Cuarto se quedaba a dormir allí, viajaban mucho juntos", dijo Riega ante la prensa antes de ingresar a declarar.

Ante la pregunta sobre si eran amantes, manifestó haberle consultado a Dalmasso en dos oportunidades por las noticias que leía en los diarios, pero "ella me lo negó".

Sobre la imputación a Macarrón, aseguró: "Tenemos muchos amigos en común. Y toda la gente que ha estado en Punta del Este estuvo con él en el torneo a las 9 de la mañana, la famosa ventana horaria no da. Es algo raro toda esa historia montada".