José Alberto González fue sometido a pericias psicológicas que concluyeron en que padeció un "cuadro psicótico" provocado por un estrés agudo. Evalúan internarlo en un instituto.
El hecho ocurrió días después de que el Indio Solari se presentara en la localidad bonaerense de Tandil, el joven ingresó a un maxikiosco cerca de la terminal de micros, para robar y terminó tomando de rehén a la empleada. Dos horas más tarde, González fue detenido y la joven liberada.

Delincuente_tom_de_rehen_a_una_mujer_en_un_comercio.mp4
Luego de someterse a diversas pericias psicológicas, la Justicia determinó que el hombre era inimputable ya que había presentado un cuadro psicótico por un estrés agudo. Según informa Eco de Tandil, la situación procesal del detenido, acusado "privación ilegal de la libertad", se definirá esta semana y también evaluarán si se ordena una internación en un instituto "cerrado".

Para los especialistas, el acusado "actuó bajo un grave cuadro psicótico, provocado por un agudo estrés que padecía que lo llevó a estar con insomnio por al menos tres días -desde Mendoza hasta aquí sin dormir-, sumado a la ingesta de estupefacientes (cocaína, marihuana y fármacos), con el aditamento que sufrió el robo de todas sus pertenencias, tal fue citado oportunamente y constaba en una denuncia policial".